GRUPOS ELECTRÓGENOS INSONORIZADOS. MINIMIZAR LA EMISIÓN DE RUIDOS

GRUPOS ELECTRÓGENOS INSONORIZADOS.
MINIMIZAR LA EMISIÓN DE RUIDOS.

Actualmente la sociedad está muy concienciada con la contaminación acústica en el entorno que la rodea.  Y aun así, no deja de aumentar la demanda de máquinas y aparatos que producen una gran contaminación acústica. En el caso del sector de los grupos electrógenos, existe una apuesta decidida por la fabricación de soluciones más silenciosas. Así, las marcas se esfuerzan por incorporar en sus catálogos grupos electrógenos insonorizados, una de las grandes innovaciones en el sector. ¿Quieres saber más sobre su funcionamiento y sobre qué modelos de grupos electrógenos son más silenciosos

Desde hace unos años los fabricantes de este tipo de aparatos que producen esta contaminación acústica, tanto las pequeñas como las grandes marcas, están destinando gran parte de sus recurso en inversión en I+D+I para intentar paliar y reducir los efectos acústicos de sus productos, para adaptarlos a esta nueva exigencia del mercado.

Dada la naturaleza de los grupos electrógenos, con componentes rotativos, no están exentos de este tipo de contaminación, generando ruidos y vibraciones que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud. Este sector también se ha visto obligado a la invertir gran parte de sus recursos en sus departamentos de I+D+I, para mejorar el diseño y fabricación de grupos electrógenos a fin de reducir estas emisiones.

Veamos cuáles son los principales componentes que generan ruido en un grupo electrógeno durante su puesta en macha y funcionamiento y como mitigar estas emisiones.

FUENTES DE RUIDO DE LOS GRUPOS ELECTRÓGENOS

El ruido de los grupos electrógenos es producido por seis fuentes principales:

  • Ruido del motor: este es causado principalmente por fuerzas mecánicas y de combustión, y normalmente oscilan entre 100 dB(A) y 121 dB(A), medidos a un metro y dependiendo del tamaño del motor.
  • Ruido del ventilador de refrigeración: producido por el aire en movimiento a alta velocidad al pasar por el motor y el radiador. El nivel varía de 100 dB(A) a 105 (A) dB a un metro.
  • Ruido del alternador: este es provocado por la fricción del aire refrigerante y las escobillas, y oscila aproximadamente entre 80 dB(A) y 90 dB(A) a un metro.
  • Ruido de inducción: este es causado por fluctuaciones de la corriente en el bobinado del alternador que originan un ruido mecánico que varía entre 80 dB(A) y 90 dB(A) a un metro.
  • Escape del motor: sin un silenciador del escape, este oscila entre 120 dB(A) y 130 dB(A) o más, aunque normalmente se reduce como mínimo en 15 dB(A) con un silenciador estándar.
  • Ruido estructural/mecánico: provocado principalmente por la vibración mecánica de distintas partes y componentes estructurales que se irradia como sonido.

Hay que tener en cuenta que algunas características del grupo electrógeno pueden influir a la hora de generar ruido y deben ser tenidas en cuenta, el tipo de motor (gasolina o diésel), el número de revoluciones y el tipo de refrigeración.

  • Así pues, Un motor de gasolina es más silencioso que un motor diésel.
  • Una velocidad de giro de 1500 rpm es más silencioso que 3000 rpm.
  • Un motor refrigerado por agua es más silencioso que refrigerado por aire

GRUPOS ELECTRÓGENOS INSONORIZADOS. MINIMIZAR LA EMISIÓN DE RUIDOS

CÓMO REDUCIR EL RUIDO EN  GRUPOS ELECTRÓGENOS

Los Grupos Electrógenos Silenciosos o Grupos Electrógenos Insonorizados se diseñan y se fabrican con una serie de materiales especiales, que varían en función de la firma fabricante del aparato, que se encargan de absorber el ruido e impedir que éste salga al exterior, de forma que no resultan molestos ni perjudiciales para la salud.

En este sentido, los Grupos Electrógenos Silenciosos pueden emitir cierta cantidad de ruido, pero ésta siempre se sitúa por debajo del límite impuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 70 dB (a) como máximo permitido.

Incluso, estos dispositivos silenciosos son sometidos a pruebas de sonido para verificar que se encuentran dentro de los límites autorizados por las instituciones.

No hay que olvidar que la exposición frecuente a elevadas cantidades de ruido puede ocasionar numerosos problemas para la salud de las personas tales como insomnio, fatiga, estrés, disminución de la capacidad auditiva, irritabilidad, agresividad, neurosis, depresión, trastornos en el sueño, reducción de la memoria, etc..

Independientemente del tipo de grupo electrógeno que necesitemos reducir su atenuación sonora, básicamente existen siete posibilidades para reducir el ruido de los grupos electrógenos: reducir el nivel de sonido de la fuente, barreras acústicas, aislamiento acústico, montajes de aislamiento, atenuación del aire refrigerante, silenciadores del escape y esfuerzos para maximizar la distancia entre el grupo electrógeno y la fuente receptora de este ruido.

Cuando se ubican grupos electrógenos en el exterior, el uso de cabinasgabinetes (en especial los gabinetes o cabinas atenuadores de sonido) combina todas estas estrategias en un paquete conveniente que brinda protección del clima y atenuación sonora.

Esta estrategia es la más utilizada por los fabricantes de grupos electrógenos ya que permite una mayor insonorización y una mayor estandarización en la fabricación del grupo electrógeno.

COMPONENTES Y FACTORES QUE ATENÚAN EL RUIDO EN UN GRUPO ELECTRÓGENO

  • Barreras acústicas: los materiales rígidos con masa y rigidez significativas reducen la transmisión del sonido. Los ejemplos incluyen la chapa de acero típica de los gabinetes y las paredes con bloques rellenos de hormigón o arena o las paredes de hormigón sólido típicas de las instalaciones de salas de generadores para interiores. También es importante eliminar escapes de sonido a través de grietas en puertas o paredes, o a través de puntos de acceso para escapes, combustible o el cableado eléctrico.
  • Aislamiento acústico: existen materiales absorbentes de sonido para recubrir los conductos de aire y para cubrir paredes y cielos rasos. Dirigir el ruido hacia una pared cubierta con material absorbente de sonido puede ser muy efectivo. Instalar materiales que sean resistentes al aceite y a otros contaminantes de motores suele ser lo más común. La fibra de vidrio o la espuma pueden ser adecuadas, dependiendo de factores como costo, disponibilidad, densidad, ignifugación, resistencia a la abrasión, estética y facilidad de limpieza.
  • Montajes para aislación: los equipos vibradores crean ondas de presión (ruido) en el aire circundante. Todo lo que esté conectado físicamente a un grupo electrógeno puede causar vibraciones que serán transmitidas a la estructura de la construcción. Estos puntos de conexión incluyen soportes corredizos, conductos de descarga de aire del radiador, tuberías de escape, tuberías refrigerantes, conexiones para combustible y conductos de cableado. Colocar juntas flexibles en estas conexiones reduce eficazmente la transmisión de ruidos. Montar un grupo electrógeno sobre aislantes de vibración con resortes reduce eficazmente la vibración y el ruido que se transmiten a través del piso.
  • Atenuación del aire refrigerante: los bafles de atenuación en la entrada y salida de aire pueden ayudar a reducir el ruido producido por el aire refrigerante a medida que se desplaza a través del motor y el radiador. El ruido ocasionado por el movimiento del aire refrigerante es significativo debido al volumen requerido, alrededor de 20 metros cúbicos por segundo para un grupo electrógeno con un motor diésel de 50 litros. Alternativamente, se puede colocar el radiador remotamente en un techo, por ejemplo, para eliminar esta fuente de ruido o dirigirla hacia arriba alejándola de personas o de las medianeras. Además, hacer que el aire corra por un codo a 90 grados en un conducto reduce el ruido de alta frecuencia.
  • Maximizar la distancia: cuando no haya paredes reflectoras para aumentar el ruido producido por el grupo electrógeno, el nivel de ruido disminuirá aproximadamente en 6 dB(A) cada vez que se duplique la distancia. Sin embargo, si la pared medianera se encuentra dentro del campo cercano de un grupo electrógeno, el nivel de ruido puede no ser predecible. Un entorno de campo cercano es cualquier ubicación dentro de dos veces la dimensión más grande de la fuente de ruido (grupo electrógeno).
  • Silenciadores de escapes: los grupos electrógenos casi siempre están equipados con un silenciador de escapes (mofle) para limitar el ruido del escape de la máquina. Los silenciadores de escapes están disponibles en una amplia variedad de clases, disposiciones físicas y materiales. Generalmente los silenciadores se agrupan en aquellos de tipo cámara o en los dispositivos de tipo espiral. Los dispositivos de tipo cámara tienden a ser más efectivos, pero los dispositivos de tipo espiral son más compactos y pueden brindar atenuación suficiente para numerosas aplicaciones. Los silenciadores pueden estar hechos de acero laminado en frío o acero inoxidable. El acero inoxidable es el material preferido para uso en exteriores cuando la corrosión es un problema. Los silenciadores están disponibles en varios “grados” distintos de atenuación del ruido a los que habitualmente se llama “industrial”, “residencial” y “crítico”.
    Los silenciadores industriales reducen el ruido de 12 a 18 dB(A).
    Los silenciadores residenciales reducen el ruido de 18 a 25 dB(A).
    Los silenciadores críticos reducen el ruido de 25 a 35 dB(A).
    En general, cuanto más efectivo sea un silenciador para reducir el ruido del escape mayor será el nivel de restricción sobre el escape del motor. En los sistemas de escape largos, la misma tubería ofrecerá cierto nivel de atenuación.

¿Cuál es el grupo electrógeno más silencioso?

Prácticamente, hoy en día todas las marcas cuentan con una gama de grupos electrógenos silenciosos, por lo que resulta difícil elegir un modelo o marca como el más silencioso de todos, ya que la mayoría de los que conforman estas gamas tienen unos niveles de emisión sonora muy similares, dado que todas las marcas se ajustan a la legislación vigente de cada país.

Es aconsejable antes de comprar un Grupo Electrógeno insonorizado, comprobar la cantidad exacta de decibelios que emite el aparato y compararla con la de otros modelos del mercado, para así asegurarnos de que estamos adquiriendo el modelo más silencioso de las opciones disponibles.

No obstante hay que tener en cuenta una serie de valores máximos en función de la ubicación final del aparato, que debemos tener muy presente cuando realicemos una compra. La siguiente tabla muestra unos valores aproximados a tener en cuenta, no obstante conviene consultar la legislación vigente de cada país, provincia o localidad:

  Pico db(A) Continuo  db(A)
Zonas Horario Diurno Horario Nocturno Horario Diurno Horario Nocturno
Suburbano silencioso o
Residencial rural
52 42 47 37
Suburbano residencial 57 47 52 42
Urbano residencial 62 52 57 47
Urbano cerca de industria 67 57 62 52
Industria pesada 72 62 67 57


De esta manera, conseguiremos adquirir un grupo electrógeno insonorizado que emita muy poco ruido, y se ajuste a los límites legales, sin ser incómodo para el oído, ni ocasionar daños a nuestra salud, por lo que será un dispositivo idóneo para ser instalado en lugares en los que se precisa con una mayor tranquilidad, como viviendas particulares, centros médicos, hospitales u oficinas.

BUSCAS UN GRUPO ELECTRÓGENO INSONORIZADO?

En Tecnics Grupos Electrógenos, S.L. contamos con más de 50 años de experiencia en el sector, diseñando, fabricando grupos electrógenos a medida. Insonorizamos el generador según sus necesidades.

Consultanos!

One thought on “Grupos electrógenos insonorizados. Minimizar la emisión de ruidos.

Comments are closed.