COMPRAR UN GENERADOR,
¿DIÉSEL O GASOLINA?

A menudo cuando nos disponemos a comprar un grupo electrógeno nos invaden las dudas sobre qué tipo motor es más recomendable instalar en el grupo electrógeno que vamos a adquirir. Decantarse por un motor diésel o un motor a gasolina, es un factor importante a tener en cuenta antes de realizar esta inversión si no queremos llevarnos sorpresas inesperadas posteriormente.

En líneas generales y en términos económicos, podemos aplicar los mismos principios que se aplican a los vehículos o cualquier maquinaria con motor diésel o gasolina, es decir, para un uso esporádico o puntual es recomendable un motor a gasolina, mientras que para un uso constante o prolongado debemos decantarnos por un motor diésel, aunque no conviene olvidarse de otros factores como expondremos más adelante.

No obstante veamos en profundidad que ventajas e inconvenientes nos ofrecen cada una de estas opciones.

Motor diésel o gasolina, Ventajas e Inconvenientes.

Al fin de clarificar el análisis vamos a dividir la comparativa en los siguientes puntos: precio, duración y averías, combustible, consumo y ruido y vibraciones. Compararemos ambos motores diésel y gasolina e indicaremos sus ventajas e inconvenientes en cada uno de estos puntos.

PRECIO

En cuanto a precio se refiere, la victoria es claramente para el motor de gasolina. Hoy en día, aproximadamente un motor diésel es más o menos el doble de costoso que uno de gasolina. Esta es la diferencia de precio aparece a la hora de adquirir cualquier maquina o vehículo con motor diésel respecto al precio de uno de gasolina.

Esto se debe fundamentalmente a los siguientes motivos:

  • Motores más robustos y pesados

Los motores diésel son más robustos y pesados, debidos a que deben soportar un mayor esfuerzo. El ciclo termodinámico del motor diésel es el responsable de su aplastante derrota, ya que trabajan con presiones superiores y necesitan un motor más consistente y por lo tanto más pesado.

  • Sistema de post-tratamiento de gases

Los motores diésel tienen más complicado pasar la normativa de emisiones contaminantes, ya que generar más gases que sus homónimo a gasolina, por lo tanto los motores diésel se ven obligados a introducir complicados filtros de partículas, sistema SCR (con urea) y válvula EGR que encarecen el precio final de los motores diésel.

Las próximas normativas anticontaminación auguran unas medidas más duras aún con los motores diésel, por lo que la diferencia de precios entre motores diésel y gasolina crecerá todavía más si se continúa la tendencia actual.

DURACION Y AVERIAS

Este punto en principio es el que más controversia puede ocasionar, dado que depende de muchos factores difíciles de evaluar, pero si analizamos dos motores de similares características en su versión diésel y gasolina, trabajando al 80% de su capacidad en condiciones climatológicas normales, indicaremos que estadísticamente hablando los motores diésel tienen una mayor duración que los de motores de gasolina.

Obviamente hay multitud de factores que pueden influir en este resultado, como el uso que se le dé al motor instalado en el generador, el tiempo en funcionamiento, los mantenimientos que se le realicen, condiciones climatológicas, etc., estos factores pueden decantar la balanza a hacia uno u otro motor.

Como contrapartida los motores diésel, cuando sufren una avería, al disponer de más componentes sofisticados o complejos que los motores a gasolina (inyección de alta presión, turbocompresores de gran complicación y más sistemas de post-tratamiento de gases de escape, etc.) suelen tener averías mucho más graves y en consecuencia reparaciones mucho más costosas que los motores a gasolina.

El coste de mantenimiento de ambos motores, en cuanto a mano de obra se refiere, no existe realmente una diferencia de precio. No obstante como es de suponer los repuestos y consumibles de los motores diésel suelen ser mucho más caros que los de gasolina.

COMBUSTIBLE

Respecto al combustible, vamos a diferenciar entre precio y seguridad.

En cuanto al precio, la gasolina es más barata a la salida de refinería, pero los impuestos aplicados a este combustible, hacen que el precio final se eleve por encima del diésel, haciendo este último mucho más económico para el usuario final.

Respecto a la seguridad, la gasolina es más volátil, de forma que a temperatura ambiente puede inflamarse con cierta facilidad. Sin embargo, el diésel no sufre este problema.

CONSUMO

Actualmente las diferencias de consumo se han acortado en gran medida, pero aun así claramente podemos decir sin miedo a equivocarnos que en este apartado es el motor diésel es el claro vencedor con un menor consumo de combustible.

La razón principal de este inferior consumo de combustible es que el ciclo termodinámico que emplean el motor diésel es de mayor rendimiento (ciclo diésel) frente al de motores de gasolina (ciclo Otto). Además, la válvula de mariposa de los motores de gasolina introduce pérdidas en la admisión sobre todo a carga parcial.

Por último, el combustible diésel tiene una mayor densidad energética. Es decir, somos capaces en principio de sacar más energía por litro de combustible mediante el uso de diésel (esto implica menor consumo, no mayor potencia, no hay que confundir).

RUIDO Y VIBRACIONES

Como ya se ha comentado anteriormente, los motores diésel debido al ciclo termodinámico del motor trabajan a mayor presión, por lo que producen una mayor vibración en el motor, que además normalmente esta vibración es propagada al chasis, lo que provoca un ruido mucho mayor que los motores a gasolina que son mucho más silenciosos. Sin embargo esta diferencia se equipara bastante al elevar la velocidad de trabajo de ambos motores.

El factor de ruidos y vibraciones tanto de los motores diésel y gasolina instalados en grupos electrógenos pueden ser contrarrestados con los elementos y medidas de supresión que se expusieron en el artículo anterior, grupos electrógenos insonorizados.

CONCLUSIÓN

Podemos concluir por tanto que conviene instalar un motor gasolina en aquellos grupos electrógenos en los que su uso sea esporádico y/o puntual, con pocas horas de uso al año. Nos resultara mucho más económico adquirir un grupo electrógeno con motor a gasolina y no nos afectara en exceso el mayor importe del combustible ya que apenas tendrá horas de funcionamiento al año y nos resultara más económica cualquier reparación de avería o mantenimiento.

Mientras que por otro lado conviene instalar motores diésel en grupos electrógenos de uso prolongado o continuo, dado que al estar un mayor número de horas en funcionamiento, requerirá una mayor cantidad de combustible, que gracias a la diferencia de precio entre el diésel respecto al precio de la gasolina, quedara rápidamente amortizado el incremento de precio del grupo electrógeno, repuestos y su mantenimiento.

No obstante indicar que muchos fabricantes de grupos electrógenos no instalan motores a gasolina en su gama de generadores de mayor potencia, y suelen ser fabricados con motores diésel, ya que este tipo de equipos se suelen destinar casi exclusivamente para uso prolongado o continuo, como fuentes de energía alternativa o complementaria.

¿Busca un motor diésel o gasolina para un grupo electrógeno?

En Tecnics Grupos Electrógenos, S.L. trabajamos con las principales marcas del mercado y disponemos de una amplia gama de motores, alternadores, y repuestos para Grupos Electrógenos.

¡Llámenos y le asesoraremos!