PARA UNA CORRECTA INSTALACION DEL GRUPO ELECTROGENO DEBEREMOS TENER EN CUENTA ESTOS FACTORES:

a) ADMISIÓN DE AIRE

El aire para la combustión debe ser limpio y lo más frío posible. Normalmente este aire puede ser aspirado de la zona que rodea el grupo electrógeno diesel a través del filtro de aire del motor.
En algunos casos, sin embargo debido al polvo, suciedad o calor, el aire que se encuentra alrededor del grupo electrógeno no es adecuado. En estos casos debe instalarse una conducción de entrada de aire. Esta conducción debe venir desde la fuente de aire limpio (fuera del edificio, desde otra sala, etc.) hasta el filtro de aire del motor. No debemos desmontar el filtro de aire del motor para montarlo en otro lugar apartado ya que esto aumentaría el riesgo de que se introduzca suciedad en el conducto de aire y de allí al motor del grupo electrogeno. Para asegurar que este tipo de instalación no tenga efectos perjudiciales en el funcionamiento del grupo electrógeno, el diseño del conducto de entrada de aire debe ser aprobado por la empresa que suministra el grupo electrogeno.

b) REFRIGERACIÓN Y VENTILACIÓN

El motor del grupo electrógeno, el alternador y los tubos de escape generan calor lo que puede producir una temperatura lo suficientemente alta como para tener un efecto adverso en el rendimiento del grupo electrógeno. Por lo tanto, es importante que exista una ventilación adecuada para mantener el motor y el alternador a un nivel de temperatura conveniente.
Un flujo de aire correcto es el que se muestra en la figura 1 donde el aire entra por el extremo del alternador, pasa a lo largo del motor y atravesando el radiador, sale al exterior a través de un conducto de aire.
Sin este conducto que extrae el aire caliente de la habitación, el ventilador tendería a enviar el aire alrededor del radiador reduciendo de este modo la eficacia de la refrigeración.
Las aberturas de entrada y salida de aire deben ser lo suficientemente grandes para asegurar un buen flujo de aire desde y hacia el exterior. Como pauta, las aberturas deberían tener, cada una de ellas, un área 1,5 veces superior al área del radiador.
ventilacion-e1328613731439
Tanto la abertura de entrada como la de salida de la habitación deben estar dotadas de persianas de protección contra la intemperie. Esta puede tener lamas fijas, pero es mejor que sean abatibles en climas más fríos para que cuando el grupo no este en funcionamiento se puedan cerrar las persianas. Esto permitirá  mantener la habitación caliente lo que beneficiará  el arranque del grupo electrógeno y la aceptación de la plena carga. Para los grupos electrógenos con arranque automático, si las lamas de las persianas son abatibles deben funcionar automáticamente. Deben programarse para que se abran al mismo tiempo que se pone en marcha el grupo. No se debe depender de la fuerza del aire del radiador para abrir las lamas de las persianas a menos que el sistema haya sido específicamente diseñado así.
Cuando se utilice un radiador remoto o un sistema de refrigeración con intercambiador térmico, el calor radiado por el grupo electrógeno debe ser extraído de la habitación.

c) SISTEMA DE ESCAPE
El propósito del sistema de escape del motor es dirigir el escape hacia un lugar y una altura donde los gases y olores no produzcan molestias o peligro, reduciendo al mismo tiempo el ruido producido por el motor. Debe incorporarse un silenciador adecuado en el tubo de escape para reducir el nivel de ruido del motor. Puede colocarse en el interior o en el exterior del edificio (figura 2).
Al diseñar un sistema de escape la consideración primordial es no exceder la contrapresión permitida por el fabricante del motor. Una contrapresión excesiva afectará gravemente  al rendimiento, duración y consumo de combustible del grupo electrógeno. Para limitar la contrapresión los tubos de escape deben ser lo mas cortos y rectos posibles. Si es necesario efectuar curvas en los tubos estas deben tener un radio de curva por lo menos de 1,5 veces el diámetro del tubo. Un sistema de escape cuya longitud sobrepase los 3 metros debe ser aprobado por fábrica.